Los estudiantes erasmus. Proyecciones extraacadémicas de un programa europeo (2006)


Los estudiantes erasmus. Proyecciones extraacadémicas de un programa europeo

Descarga gratuita en pdfclicar en este enlace

Sinopsis: El programa Erasmus, al igual que el programa Leonardo, el programa Juventud y tantos otros tienen como objetivos últimos la construcción de la Europa de los ciudadanos, la cohesión social, la potenciación de la identidad europea, la homologación de los distintos sistemas y niveles de educación, la convergencia de todos en un espacio común de valores, cultura, trabajo, ocio, ……pero sobre todo convertir a los jóvenes en protagonistas principales, en actores comprometidos de esta difícil pero apasionante aventura que es Europa. La puesta en marcha de instituciones, estructuras políticas, normativas comunes, mecanismos de control etc. ha sido un trabajo de “ingeniería política” imprescindible para sentar las bases de este proyecto del que la inmensa mayoría de los ciudadanos ha quedado al margen. Igualmente el largo, costoso y solidario camino recorrido para una equiparación de los niveles de renta, de infraestructuras de comunicaciones, de procesos de producción entre los diferentes Estados miembros a medida que se iban incorporando a la Unión, ha acortado considerablemente las distancias materiales y generado un espacio económico común y la eliminación de todas las fronteras que impedían o dificultaban la libre circulación de mercancías, capitales y personas. Pero toda esa tarea hubiera sido insuficiente y efímera si no se hubiera sabido buscar la implicación, el compromiso, la participación activa de la ciudadanía y especialmente de la juventud y se hubieran acortado las distancias entre los ciudadanos, acercándolos, facilitando su encuentro, derribando barreras psicológicas, prejuicios, estereotipos, suspicacias, recelos…. Haciéndolos cómplices de un mismo proyecto, partícipes confiados en una tarea común: la de convertir a los habitantes de los estados europeos en ciudadanos de Europa. La mirada atenta y rigurosa, la observación metódica y la valoración sistemá- tica de las pautas de comportamiento, de las redes de relaciones de los jóvenes participantes en unos de estos programas de movilidad para jóvenes estudiantes Erasmus, es en síntesis el objetivo del trabajo que publicamos. La constatación de los cambios experimentados, tanto individualmente como en los grupos analizados, a lo largo del proceso de llegada, adaptación, integración, asimilación…. en relación con las motivaciones de partida, con las expectativas iniciales, suponen sin duda un magnífico instrumento de contraste. Esta evaluación del impacto real que el programa Erasmus tiene en los jóvenes participantes, sus familias, sus compañeros y amigos y el impacto entre los jóvenes de la comunidad de acogida, alumnos y profesores, es un enriquecimiento recíproco de larga duración. Esperamos especialmente que esta publicación en manos de los informadores juveniles, agentes, mediadores, educadores, dinamizadores….resulte eficaz para una mejor y más completa información y asesoramientos sobre la realidad del programa. (Por Antonio Vera Oliver, Jefe del Servicio de Programación e Información Juvenil del Instituto Andaluz de la Juventud.)

El conocimiento de un segundo idioma, el encuentro con otras culturas y tradiciones, la extensión del ámbito propio a otro mayor, Europa en este caso, son cuestiones más que fundamentales en el desarrollo personal de las y los jóvenes andaluces de hoy. La Junta de Andalucía, en los últimos años, desarrolla un amplio conjunto de actividades y programas que inciden en estos apartados. Andalucía es la comunidad autónoma que más horas lectivas dedica a la enseñanza de un segundo idioma, más de diez mil jóvenes andaluces y andaluzas han conocido Europa, ampliando sus conocimientos en el idioma, desde el año 2002. Desde su puesta en marcha, un millón de jóvenes estudiantes europeos y europeas han tomado parte en el Programa Erasmus. Una acción que va más allá de una simple movilidad temporal, ya que incide en el desarrollo personal de la juventud, incrementando espacios donde desarrollar su proyecto personal. De igual modo, gracias a Programas como Erasmus o Sócrates la definición de Europa, su cohesión, sale reforzada, por tratarse de ser los y las jóvenes sus receptores, ciudadanos y ciudadanas europeas que han de trazar el futuro más cercano. El Programa Erasmus constituye, en la actualidad, la principal oferta de movilidad educativa que los y las jóvenes europeas pueden encontrar en la Unión Europea. Una iniciativa que ha calado en un amplio espectro de la población joven, convirtiéndose en una valiosa aliada a la hora de abordar los diferentes procesos educativos. España es el principal país receptor de estudiantes que realizan el Programa Erasmus. Una realidad que evidencia la tradicional hospitalidad de nuestro país, pero que, al mismo tiempo, nos conecta con la realidad europea más cercana. (Por Joaquín Dobladez Soriano, Director General del Instituto Andaluz de la Juventud Consejería para la Igualdad y Bienestar Social Junta de Andalucía.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario