sábado, 20 de agosto de 2016

Un "lugar" llamado planeta Tierra. Ser terrestre significará algo...

Sala de espera casi vacía (Foto de http://bureaudesalud.com/)
Para profundizar en la temática a la que me acabo de reenganchar después de algunos años, la dinamización comunitaria (o la participación ciudadana), acabo de releer la obra del antropólogo francés Marc Augé Los no lugares. Espacios del anonimato. Una antropología de la sobremodernidad, habiendo entendido que hacerlo me ayudaría a confirmar que la comunidad, es decir, los ciudadanos y las ciudadanas de cualquier ciudad o pueblo -por ejemplo de Tenerife, que es donde vivo- debe volver a dotar de identidad, de relaciones sociales, de solidaridad, de tiempos y no de horarios, entre otras muchas cosas, los espacios que habitan como uno de los caminos posibles para alcanzar una mayor cohesión social, y a través de ella, una mayor participación (y capacidad de decisión) en los asuntos públicos que como comunidad les afecta.

Solo en esta nueva lectura de Los no lugares reparé detenidamente en la reflexión final que su autor realiza al final del libro, una turbadora reflexión acerca de un hipotético "lugar" llamado planeta Tierra, y que ahora quiero compartir:

"Un día, quizá, vendrá un signo de otro planeta. Y, por un efecto de solidaridad cuyos mecanismos ha estudiado el etnólogo en pequeña escala, el conjunto del espacio terrestre se convertirá en un lugar. Ser terrestre significará algo. Mientras esperamos que esto ocurra, no es seguro que basten las amenazas que pesan sobre el entorno. En el anonimato del no lugar es donde se experimenta solitariamente la comunidad de los destinos humanos. Habrá, pues, lugar mañana, hay ya quizá lugar hoy, a pesar de la contradicción aparente de los términos, para una etnología de la soledad." (p.123 de la cuarta edición de la editorial Gedisa, 1998).




Vensicrees tapa blanda
Vensicrees ebook

No hay comentarios:

Publicar un comentario